Retiro IV° medio: a un paso de la Confirmación

En mayo, los alumnos de la generación de  IV° Medio partieron a su último retiro donde cierran la etapa de discernimiento para la Confirmación. “Poniendo la Palabra de Dios al centro de su respuesta vocacional como constructores del Reino”, según el plan de formación por nivel.

Los hombres, partieron a Punta de Tralca, del jueves 23 al sábado 25 de mayo. El lema fue: “Aquí estoy Señor” (Ex 3, 4) tomado del relato del encuentro de Moisés con Dios en la zarza ardiente. El retiro tuvo tres momentos:

  • Primer bloque: “Quita las sandalias de tus pies” (Ex 3, 5). Se recibió a los alumnos en un ambiente de mucha acogida, dando pie a un espacio de oración en la playa,  donde se experimentó el silencio y una vuelta hacia su interior. “Quitarse las sandalias significó para nosotros apagar el celular, dejar atrás Santiago y disponernos para hacer comunidad y estar con Dios”, explica Daniel Hurtado, encargado de Confirmación.
  • Segundo bloque: “Moisés se cubrió el rostro, porque temía ver a Dios” (Ex 3, 6). En este espacio los alumnos reflexionaron acerca de su vocación, abriendo un espacio para meditar sobre la unión entre fe y vida. Hablamos de abandonar nuestros planes en las manos de Dios y de seguir la vocación que él nos va regalando diariamente por medio de su Palabra.
  • Tercer bloque: “Ahora, pues, ve: yo te envío” (Ex 3, 10). En este último momento, los alumnos se plantearon el impacto que tiene vivir su vocación en la construcción de un mundo mejor. “Manuel José Echenique les habló de la importancia de ser fieles a su vocación y dejar que Dios multiplique su entrega, para que ésta responda a las necesidades del mundo de hoy. También los invitó a ver cómo la iglesia es un lugar donde vivir esa vocación poniendo a Cristo al centro y que también ellos pueden ser parte de la renovación de la misma”, comenta Daniel Hurtado. Además, agrega “los alumnos recibieron esta invitación y la hicieron propia escribiéndose una carta para sí mismos donde expresaron las cosas que hoy tienen claras y lo que les gustaría cuidar con fidelidad. Estas cartas esperarán diez años a volver a ser abiertas en la oficina del rector”.

En tanto, el retiro de mujeres, fue en el Santuario de Auco, donde está la cripta de Teresita de Los Andes, lugar que les permitió mucha oración y conocer más de su vida. Para esta oportunidad, el lema fue “Recibirás una fuerza con el Espíritu Santo cuando venga sobre Vosotros” (Hch 1,8). Las alumnas tuvieron un tiempo privilegiado para poder rezar, y reflexionar sobre la historia de amor que Dios hace con cada una de ellas y cómo las ha ido guiando y acompañando a lo largo de su vida. “Con este retiro se cierra el proceso de discernimiento para la Confirmación y es en este proceso, donde cada una compartió con su curso el “por qué” quiere confirmarse”, explica Macarena García, encargada de Confirmación.  María Cardoen, alumna de IV° medio, cuenta como fue para ella: “Fue una muy buena experiencia, pude destacar la participación del curso, estábamos todas juntas en esta la última instancia y el colegio generó espacios de cariño, donde pudimos mirar también la historia para atrás y pensar, tuvimos muy buenos momentos de unión como curso. Fue muy relajado, nos sentimos grandes y muy bien hecho para nosotras”.