Uso adecuado del celular

Como parte del trabajo que estamos implementando este segundo semestre para que nuestros alumnos aprovechen de mejor manera la hora de clase como un momento privilegiado de aprendizaje, y el recreo como un espacio de sana convivencia entre ellos, llevaremos un seguimiento más riguroso con el reglamento del uso de celulares e incluiremos algunas medidas nuevas.

Para los alumnos de Primaria (de PK a 6º básico), queremos recordarles que como Colegio aconsejamos que sus hijos en esta etapa de sus vidas no tengan todavía celular. Por lo mismo, no está permitido que los alumnos de estos cursos traigan celular al Colegio. Sólo pueden traerlo en casos excepcionales, solicitando el apoderado la autorización al Director de Ciclo a través de la Libreta de Comunicaciones. En estos casos, el celular será guardado a primera hora por la Inspectora y se le devolverá al alumno al final de la jornada. En caso de sorprender a un alumno portando un celular sin autorización explícita del Director de Ciclo (aunque no lo esté usando), recibirá una anotación en el Libro de Clases como falta de disciplina, se requisará el aparato y su apoderado deberá retirarlo al final de la jornada en la portería.

Para los alumnos de Secundaria (de 7º básico a IVº medio), les recordamos la prohibición que tiene el uso del celular en el colegio durante toda la jornada escolar, salvo cuando el profesor de asignatura lo autoriza para fines pedagógicos. Por este motivo, si se sorprende al alumno usando el celular y/o artículos electrónicos (audífonos, smartwatch, etc.) sin autorización, ya sea en clases o recreos, se le requisará, recibirá una anotación en el libro de clases, y solo lo podrá recuperar al final del día en portería. Para mantener claras y ordenadas estas medidas con los alumnos, cada sala de clases de secundaria contará con un cartel en el que aparece explícito el reglamento del uso de celulares, donde además se les advierte que cualquier daño o pérdida que sufran al respecto será de su exclusiva responsabilidad.

De manera especial, como plan piloto para los alumnos de 7º y 8º básico, hemos incluido más espacios de reflexión sobre el buen uso del celular y redes sociales, y las consecuencias que trae su mal uso. Junto con esto, estamos implementando en estos cursos los “casilleros de celulares” donde los alumnos deben dejar sus aparatos en silencio al entrar a clases, y guardarlos al salir a recreo.

Les pedimos a los apoderados, como primeros educadores de sus hijos, que se sumen a estas medidas y desarrollen en sus hogares espacios de reflexión y orden en torno al buen uso de la tecnología y las redes sociales, para que sus hijos aprendan a reconocer los beneficios y riesgos que implica el uso del celular en sus relaciones con los demás.