Trabajos de verano y misiones 2020

  El viernes 8 de noviembre, se reunieron en el patio de hombres, nuestro encargado de Servicio, junto a representantes de Trabajos y Misiones, invitaron a los alumnos de primero a tercero medio a participar de las actividades de servicio de este verano.

Esta instancia comenzó con la lectura de las bienaventuranzas del Evangelio de Mateo, que nos invitan a ver la riqueza que hay en la sencillez, mansedumbre, misericordia, pureza, justicia y paz de corazón:

“Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos , porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros.” (Mt 5; 1-12)

Mediante discursos y testimonios los alumnos resaltaron la importancia de ser agentes de paz con nuestro carisma, que es hacer comunidad al estilo de San Benito y esforzarnos hasta cansarnos por servir a nuestros compañeros y a las personas de los lugares donde iremos. Se dijo que servir es una manera distinta de ser feliz, saliendo de la rutina centrada en nosotros mismos, eligiendo la sencillez, la búsqueda de Dios y la entrega a los demás. Es también una oportunidad de encontrarnos con personas que han tenido una vida más sencilla y que, de acuerdo con las bienaventuranzas, tienen mucho que enseñarnos de sencillez, mansedumbre y en definitiva de una fe profunda y arraigada en la vida cotidiana.

Para este año, los encargados son:

Misiones

Trabajos