La experiencia de las Actividades de verano 2020

Las actividades de verano, es decir, Trabajos, Misiones y Campamentos Scouts,  se llevaron a cabo entre el domingo 5 y domingo 12 de enero del año 2020. Si bien la situación actual no permitió el desarrollo normal de éstas, desde un inicio estábamos convencidos que realizarlas era un aporte para nuestros alumnos, nuestro país y al trabajo que hacemos junto a cada familia. Según las palabras de nuestro rector, Ignacio Tupper: «Estas experiencias despiertan a nuestros alumnos a realidades que los llenan de Vida,  que producen un aprendizaje muy profundo, difícil de olvidar o evadir, el cual muchas veces constituye la base de la búsqueda seria de la vocación particular que cada uno de ellos está llamado a descubrir. Es un gran tesoro que tenemos como comunidad y es una oportunidad única para cada uno de nuestros jóvenes. Donde además, se forjan amistades profundas que continúan a lo largo de toda la vida”

A continuación, queremos compartir con ustedes breves testimonios y apreciaciones de los jefes de cada actividad; de como vivieron ellos y los alumnos estas experiencias.

Misiones:
Estas fueron unas misiones más cortas que lo acostumbrado, pero en las que pudimos ver grandes frutos. Durante toda la semana se pudo apreciar el gran esfuerzo que hacían los misioneros organizando diferentes  talleres, donde pudieron transmitir con alegría y entusiasmo la Palabra a la gente del pueblo, y a los cuales asistieron una gran cantidad de adultos, jóvenes y niños de todas las edades, muy emocionados de compartir y recibir el mensaje de vida que llevaban los misioneros . Durante toda la experiencia de misiones descubrimos que no vamos solo a entregar, sino que también nosotros recibimos del pueblo y la comunidad mucho amor y una acogida real, logrando así una cultura de encuentro y amistad entre los misioneros con Dios en el centro.

Campamento Scout Hombres:
A principios de este año se realizaron los campamento de verano Scout de hombres con la particularidad de que, por la contingencia nacional, se separó el campamento de lobatos del campamento de verano. Por lo mismo se realizaron dos campamentos, el de lobatos que se hizo en el humedal de Batuco, muy cerca de Santiago y que tuvo una duración de dos noches. Este fue una fiesta para los lobatos que creían que no tendrían campamento. Fue una oportunidad de hacer tutoría, de estar y de jugar mucho con los Lobatos. Aunque hubo mucho calor el campamento se realizó con mucho éxito y terminaron todos felices.
El mismo día que los lobatos volvieron a Santiago de su campamento, partió el campamento de los grandes, esto es alumnos de 7º a IVº Medio. El campamento también fue más cerca de Santiago, se realizó en Chillan A orillas del Río Maule. Los primeros días de campamento fueron “normales” en el sentido de que los días ocurrían como en cualquier campamento pero sin lobatos dando vuelta o haciendo preguntas. Al tercer día de campamento en la oración de la mañana, se avisó a todos, incluidos jefes que el resto del campamento se realizaría en grupos mezclados de todas las secciones que competirían y construirían juntos, esto es un hito ya que es muy difícil que vuelva a ocurrir. Para los que vivieron este especial campamento, lo que más se valora es la convivencia entre alumnos de 7º a IVº que vivieron durante cinco días completos compartiendo experiencias, aprendiendo de los mayores, trabajando y cansándose juntos por el objetivo de ganar las competencias y el campamento.

Por último terminamos los días con un fogón muy reducido que no fue menos simbólico que otros fogones y volvimos a Santiago felices de lo vivido. Esperamos que para todos haya sido una gran experiencia.

Campamento Scout Mujeres:
El campamento de Scout mujeres, su organización y la decisión de llevarlo a cabo a pesar de todo lo que está pasando en nuestro país, implicó un gran desafío para este campamento de verano.  Diciembre fue de mucho trabajo, especialmente para repensar todos los protocolos y también los objetivos de campamento, ya que este año las alumnas de 5to y 6to básico, que son la sección de lobatas y el corazón del grupo, no iban a asistir. Las lobatas son las más chicas del grupo, son las que traen la alegría y sentido al servicio que hacen las pioneras (alumnas de  II°, III° y algunas de IV° medio) durante campamento, por lo que no tenerlas entre nosotras, ciertamente se notó y dejó un vacío muy grande. Pero por otro lado, fue necesario repensar las actividades y los objetivos, y para ver en ésta dificultad, una posibilidad de crecer, salir de las zonas de confort y volver a fundamental. Tanto las jefas como las alumnas, pusieron todo de su parte y a pesar de que este campamento fue distinto, se vivió con alegría y apertura, que permitió el que grandes y chicas pudieran compartir mucho más, conocerse de una forma distinta, volver a estar, cocinar juntas, construir compartiendo conocimientos, jugar en equipos y salir un poco de las estructuras que siempre hemos estado acostumbradas. 

El campamento se llevó a cabo contra todo pronóstico, sin ningún contratiempo y de una forma muy excepcional; pero finalmente lo que reinó y caracterizó estos días, fue un ambiente de mucha amistad en Cristo, genuina tutoría y profunda alegría.

Trabajos:
Fueron una experiencia distinta a lo típico, pero a mi parecer, muy positiva y formativa. 
Lo difícil fue que echamos mucho de menos el aporte de los primeros medios y que se sentía bastante incertidumbre frente a la contingencia, pero esto tuvo un lado positivo que nos hizo crecer. 
Comenzamos abriendo algunos espacios para reflexionar acerca de la importancia de la austeridad y la humildad al encontrarnos con los demás, incluyendo una jornada previa a los Trabajos y una charla preparada por la directora de ciclo, Alejandra Escuti, que se dio el día en que llegamos. También nos propusimos algunas prácticas concretas de sencillez que fueron un desafío, pero nos ayudaron mucho a profundizar en la amistad, el servicio y en el encuentro con Dios. Hubo buenas conversaciones en las escuelas, la relación con las familias de las casas fue cercana, la construcción mantuvo su profesionalismo, las instancias de oración se dieron bien y los alumnos recibieron con gusto las espiritualidades sobre el silencio interior, la oración y el amor de Dios en las que colaboraron los oblatos Alejandro Grohnert, Consuelo Verdugo y Juan José Melero.

Me gustaría rescatar especialmente las visitas de el profesor Luis Losada, que pasó un día completo construyendo y compartiendo con los alumnos hasta altas horas de la noche y de nuestro Rector, quien acompañó a la encargada de los Trabajos, Martina Orezzoli durante una jornada de trabajo y posteriormente invitó a los alumnos y ex alumnos líderes a un local de empanadas para celebrar los frutos del trabajo del año.
En resumen, fueron unos trabajos diferentes y difíciles de sacar adelante, pero muy buenos para crecer y ampliar los horizontes de lo que podemos hacer.

“La Iglesia de Lago en Misión”
Un renovado aire trajo este 2020 la ya tradicional misión que viven cada verano las comunidades y habitantes de las localidades de Murta, Mallín Grande, Guadal y Puerto Río Tranquilo en la cuenca del Lago General Carrera, con la acción pastoral esta vez de 45 jóvenes estudiantes convocados por el “Movimiento Apostólico Manquehue”, y la Iglesia de Aysén, para evangelizar en este extenso y hermoso sector de la Patagonia.

Compartimos a continuación la nota que registró, de este evento eclesial, el medio vicarial Santa María Televisión: