Contingencia COVID-19

Esta semana ha estado marcada por la conmoción que significó la confirmación de dos alumnos y tres apoderados de nuestra comunidad con coronavirus. Nadie ha quedado indiferente a una realidad que sabíamos que se acercaba, pero que no esperábamos tan pronto en nuestro colegio. Dada la relevancia de esta situación para nuestro país, nos hemos visto expuestos a una amplia cobertura de medios de prensa.

Al igual que en otras oportunidades, hacemos un llamado a seguir las indicaciones que la autoridad ha entregado y, que como colegio, hemos informado. La SEREMI de Salud ha validado todas las medidas que estamos llevando a cabo como colegio y nos ha declarado como un lugar seguro para nuestra comunidad escolar.

Somos conscientes de la inquietud que cada uno tiene en relación a la situación que estamos viviendo, estamos atentos a su desarrollo y tenemos el compromiso de seguir tomando las medidas que estén a nuestro alcance y que permitan proteger tanto la salud como el ámbito emocional de nuestros niños y jóvenes. Queremos hacer un llamado a estar tranquilos y a ser muy responsables, siguiendo las indicaciones que nos ha transmitido la autoridad. 

Los invito a tomar esta situación también como una oportunidad de enseñanza para nuestros alumnos, ya que la vida tiene dificultades y siempre debemos trabajar juntos para superarlas. En la fe sabemos que tenemos un Padre que está presente y que nos ama profundamente.

En este tiempo de Cuaresma, los animo a seguir unidos como comunidad, especialmente a través de la oración por nuestros alumnos y apoderados afectados, y por todos los miembros de nuestro colegio. 

Ignacio Tupper C.
Rector

Santiago, 12 de marzo de 2020