Educación a distancia

“Como colegio, hemos tomado una opción fuerte por la presencialidad porque sabemos que es lo mejor para la gran mayoría de nuestros alumnos. Estudiamos muchas alternativas distintas de jornada, con grupos de mañana y tarde, con días en la casa y otros en el colegio, semanas alternadas. Algunas de estas opciones eran muy exigentes para las familias y su logística, otras lo eran para los profesores. Finalmente, cuando pusimos a los niños y jóvenes en el centro de esta decisión, fue muy claro que para aprender y estar bien necesitaban la mayor cantidad de tiempo presencial que pudiéramos darles.

Ellos requieren de una rutina regular, un ambiente predecible, del contacto cotidiano con sus compañeros y profesores. Vienen de un año difícil en muchos aspectos: en lo escolar, social y emocional.

Por eso, pensando en sus necesidades, y teniendo claro que la pandemia no está superada, estamos avanzando con la intención de alcanzar la jornada completa.  Queremos agradecer la respuesta de las familias a esta decisión.

Hoy tenemos solo 17 alumnos que han optado por la modalidad a distancia permanente, principalmente por razones complejas de salud. Para este grupo hemos dispuesto que el profesor jefe mantenga una comunicación cercana, la utilización de la plataforma Classroom y profesores de asignatura con horario asignado para guiar o mediar su aprendizaje, especialmente cuando el profesor jefe visualiza dificultades.

Otros alumnos, 30, están fuera, ya sea por estar haciendo cuarentena por viaje, por encontrarse en forma  permanente fuera del país o esperando resultados de PCR por contacto estrecho y posible contagio.  Estos alumnos podrán unirse a las sesiones antes mencionadas.

Por otro lado, tenemos cursos completos que por cuarentena preventiva deben estar fuera del colegio. Frente a estos casos, estamos activando el horario de la modalidad a distancia general, donde todo el curso tiene entre 15 y 20 zoom a la semana y, adicionalmente, se robustecen las actividades de la plataforma Classroom.

Para determinar las horas zoom se han seleccionado entre 15 y 20 horas del horario normal de clases y todos los alumnos tienen en su Google Calendar las citaciones para unirse a las clases que se dicten por zoom.

Es importante recordar que hasta sexto, los cursos están divididos en dos grupos para sus clases en línea.

Frente a la suspensión total de clases se usará este mismo el horario zoom que les acabo de mostrar.

Otra poderosa razón para optar por la presencialidad se relaciona con la forma en que queremos que nuestros alumnos aprendan. Nosotros, los adultos cuando estábamos en el colegio, vivimos un sistema de enseñanza tradicional, y este es un modelo que ha costado actualizar.

En el modelo tradicional, la enseñanza estaba muy centrada en la memorización, en reproducir lo aprendido. La investigación pedagógica ha comprobado que ese tipo de enseñanza tiene tasas de olvido altísimas, el alumno recuerda la materia para la prueba y a las dos semanas ya ha olvidado casi todo.

Hoy buscamos que el alumno aprenda profunda y significativamente, y para eso tiene que experimentar, tiene que hacer.

Hoy esperamos que el estudiante escuche al profesor, obviamente, pero que también discuta con los compañeros, haga preguntas, formule una hipótesis, vea un video o lea una noticia diferenciando causa de efecto. Tiene que haber un registro en el cuaderno, pero es muy difícil que transcribiendo el cuaderno de un compañero se llegue al mismo nivel de comprensión.

El aprendizaje se da en la interacción con otros, en colaboración, en comunidad.  Por eso es tan importante la presencialidad. 

Varios papás me han preguntado por qué no hemos realizado transmisiones por streaming. Es por lo que acabo de decirles. No es lo mismo vivir una clase que verla por pantalla.

Hay otras razones también. Piensen en el nivel de concentración de un niño o adolescente… es menor que el de un adulto. Si a nosotros nos cuesta concentrarnos, y en una reunión por zoom muchas veces no resistimos la tentación de minimizar la pantalla y hacer otra cosa, imaginen lo que es para un niño o niña estar a un click de su video juego favorito.

No hemos desechado utilizar más ampliamente el recurso de las clases por streaming, puede que en el desarrollo de la pandemia el grupo de alumnos en modalidad a distancia empiece a crecer y necesitemos incorporar otras herramientas.