Entrevista: José Claro, Generación 2003

Soy ingeniero comercial. Vivo en Llanquihue desde el 2013. Independiente, enfocado en empresas B y trabajo para una ONG en Cochamó (corporación puelo patagonia) y junto a mi hermana, tenemos un proyecto turístico (www.rinconbonito.cl) y de conservación en el valle ventisquero, comuna de Cochamó.

¿Cómo te definirías?

Futbolista de espíritu. Me gusta el trabajo en equipo, ganar y perder en equipo.

Me gusta mucho la naturaleza. No fui scout, pero siempre tuve interés en lo natural y el campo. Una de las grandes razones de vivir en el sur, más verde, menos gris, más lluvia y menos gente.

Eres el tipo de persona que…

Cuando abre un paquete de galletas se lo tiene que comer entero.

¿Cómo influyó tu experiencia escolar en lo que te dedicas?

En el colegio aprendí a cultivar la confianza, valorar lo que uno tiene y fortalecer la amistad.

¿Cuáles son tus recuerdos más preciados en el colegio?

Los recreos jugando a la pelota, las colchonetas de gimnasia para echarse y las muchas risas junto a los amigos, no habían responsabilidades muy grandes.

¿Cuál es tu lugar favorito del colegio, por qué?

La cancha de asfalto y el patio techado porque eran lugares de encuentro y risas.

¿Qué fue lo que más te marcó del colegio?

Los amigos.

Resume en una palabra tu paso por el CSB.

Amigos

¿Recuerdas alguna anécdota? ¿Cuál?

¡Muchas! Siempre llegaba de los primeros alumnos al colegio muy temprano y la pichanga antes de clase con los más chicos, que siempre tenían pelota Era infaltable llegar transpirado hasta los calcetines a la primera clase.

¿Qué mensaje le darías a los alumnos del colegio hoy? ¿Qué oportunidades los invitarías a aprovechar?

Que aprovechen el colegio, que lo disfruten, que hagan grandes amigos. Los invitaría a pasarlo bien y no estresarse por el que dirán. Las redes sociales marean mucho y confunden. Que sean ellos mismos, no lo que las masas esperan. Que sigan sus convicciones.

Nombra un profesor o tutor que te haya marcado

Me caían muy bien los de deporte, Pato Díaz y Jorge Fuentes. También Julio Martínez con sus salidas a terreno y clases de geografía, un profesor original. El Feña aunque no era profesor de clases, un gran profesor de la vida. Otra gran persona. Imposible olvidar a Omar, con ellos siempre se podía echar la talla.