Así se vivieron las actividades de verano

Durante estas vacaciones de verano, muchos de nuestros alumnos y ex alumnos participaron en las diferentes actividades de tutoría, dedicados al servicio, la oración, el trabajo y el encuentro con la naturaleza.

Estamos muy felices y orgullosos que tuvimos el privilegio de poder llevar a cabo las diferentes actividades de Misiones, Trabajos y Scout, de manera segura, siguiendo todos los protocolos sanitarios correspondientes.

Misiones y Trabajos:

Entre el 5 y el 13 de enero tuvimos las Misiones y los Trabajos, en las comunas de Buin y Paine respectivamente. En ambos casos vivimos la emoción de volver al formato presencial después de dos años sin ir al lugar. Se pudo vivir nuevamente el encuentro comunitario estable que permitió profundizar en la amistad, la lectio y el servicio.

En los Trabajos, se establecieron tres grupos de 25 alumnos, construyendo un total de 6 casas. Fue impresionante volver a ver la acogida de grandes a chicos y la transmisión de las tradiciones de construcción, que podrían haberse perdido si no volvíamos luego.

Las Misiones, por su lado, vivieron un renacer aún más radical. Durante la pandemia habían dejado de existir, por la naturaleza de encuentro que tienen, y se levantaron nuevamente gracias un pequeño grupo que se la jugó por levantarlas. Los alumnos y exalumnos de este grupo mostraron una alegría y entrega radical al visitar las casas, acompañar a las personas del lugar, rezar con ellas e invitarlas a los talleres que realizaban en las tardes. Generaron emocionantes hitos de encuentro, donde se pudo ver el movimiento y la unión de las personas en torno a la fe.

Como conclusión, rescato que tuvimos una vuelta a la presencialidad muy añorada, que potenció todos los aspectos de nuestro carisma benedictino, especialmente la vida en comunidad, la oración y la entrega de un servicio comprometido.

Campamentos Scout hombres y mujeres

Los campamentos tuvieron lugar entre el 3 al 13 de enero en diferentes sectores del sur de nuestro país. Las mujeres se fueron a Panguipulli y los hombres al Lago Colico.

Ambos campamentos se llevaron a cabo contra todo pronóstico, sin ningún contratiempo y de una forma muy excepcional; pero finalmente lo que reinó y caracterizó estos días, fue un ambiente de mucha amistad en Cristo, genuina tutoría y profunda alegría.

Revisa las fotos aquí.