Presentación

El Colegio San Benito  fue fundado en 1982, en una casa en Luis Thayer Ojeda, asumiendo como primer Rector José Manuel Eguiguren Guzman, fundador del Movimiento Apostólico Manquehue.
En 1983 se fundó el colegio de mujeres llamado Santa Escolástica, en una casa en Hernando de Aguirre. N
Nos trasladamos al actual establecimiento el año 1985.

En 1990 se confirma y gradúa la primera generación de hombres; y en 1992, la primera de mujeres. Hasta ahora han egresado 25 generaciones.
El año 2012 nuestro colegio celebró sus 30 años.

Los rectores del colegio han sido

AÑOS  RECTOR 
1982 a 2000 José Manuel Eguiguren Guzmán
2001 a 2004 Manuel José Echenique Braun
2005 a 2007 Mario Canales Turpaud
2008 a 2010 José Miguel Navarro Vial
2011 a 2015 Mario Canales Turpaud
2016 a la fecha Ignacio Tupper Castillo (B.93)

 

EL RECTOR NOS HABLA DEL PLAN DE DESARROLLO 2015-2018

El colegio San Benito es el primer colegio fundado por el Movimiento Apostólico Manquehue, en 1982, y hoy cuenta con 1612 alumnos y 813 familias.
Probablemente, lo más relevante para el colegio durante el 2015, fue la puesta en marcha de su nuevo Plan de Desarrollo Institucional 2015 – 2018.

Éste comienza desde una visión recogida y consensuada por los actores más relevantes de nuestra comunidad escolar:

“Vemos al Colegio San Benito como una comunidad de personas dedicadas a vivir, desarrollar y transmitir una experiencia educativa basada en la tutoría. Queremos dejar un sello de auténtica alegría y gozo en el amor de Dios. 

Vemos al Colegio San Benito como un lugar en donde los alumnos desarrollan un verdadero aprendizaje que los lleve al genuino conocimiento y al encuentro vital con Dios. Vemos que este aprendizaje es fruto de un trabajo intelectual riguroso y exigente, motivado por el deseo de aprender y servir, y cuyo fin es el descubrir y desarrollar la vocación a la cual cada alumno ha sido llamado”.

Y es desde esta visión, que decidimos trabajar dos grandes conceptos: la Tutoría y el Aprendizaje.

  •  La Tutoría como fortaleza y elemento que nos diferencia de otros colegios, por lo que nos propusimos ampliar esta experiencia a todos los miembros de esta comunidad.

Somos testigos de los frutos de la Tutoría en nuestros alumnos, y es por esto, que nos desafiamos a que tanto apoderados, profesores y funcionarios puedan experimentar, al igual que los alumnos, esta relación de amistad, en cuyo centro está el amor de Jesucristo Resucitado.

  • El Aprendizaje, visto quizás como una de las debilidades que tenemos.
    Cuando preguntamos a nuestros alumnos a qué vienen al colegio, obtenemos respuestas diversas. Queremos lograr que la única respuesta sea: al Colegio San Benito, vengo a aprender.
    Este desafío queremos enfrentarlo a través de mejoras en el Clima de Aprendizaje, principalmente dentro del aula, y también en nuestra Gestión Académica.

Esperamos ver, en cuatro años más, los indicios que permitan observar un cambio en nuestra cultura, donde los alumnos sean protagonistas de los destinos de su Iglesia y de su Patria, desde la realidad que les toca como alumnos del Colegio San Benito.

 Ignacio Tupper C. / Rector